eficiencia energética

Ahorrar agua con un solo gesto

 

Hay multitud de cosas que hacemos mal, pero que por costumbre o hábito seguimos haciéndolas. Seguro que en muchas ocasiones has visto como corren litros y litros de agua mientras esperas a que llegue el agua caliente. Como “solución” mucha gente ha optado por recoger esa agua en cubos y posteriormente reutilizarla en la limpieza o la jardinería del hogar. Sin embargo las nuevas tecnologías hacen accesibles nuevas y más eficientes formas de remediar este problema y ahorrar agua con un solo gesto.

El oír hablar de I+D+i puede parecer algo únicamente propio de las grandes multinacionales, algo que se queda fuera del alcance de las familias, pero esto no es así. La empresa Metrica6 ha desarrollado un dispositivo de ahorro de agua que permite no solo dar un respiro a los bolsillos familiares, sino también dar un respiro al medio ambiente.

Os presentamos a NESS. Se trata de un dispositivo que es capaz de reducir hasta en un 40% la factura del agua y evitar el desperdicio de 800 litros por persona al mes. Mediante una combinación de 3 módulos -pulsador, bypass y bomba-, consigue la recirculación del agua, permitiendo que ésta salga caliente de manera instantánea.

El funcionamiento es muy sencillo, simplemente hay que pasar la mano por el pulsador –a modo de interruptor de la luz-  y esperar a que tras unos segundos,  la luz azul cambie a roja, lo que indicará que el sistema ha completado el proceso correctamente. En ese momento se abrirá el grifo, comprobando que se dispone de agua caliente sin haber desperdiciado ni una sola gota.

NESS trabaja con tecnología hecha 100% en España y es compatible con cualquier tipo de calentador o caldera doméstica. Para su instalación existen dos alternativas: la instalación empotrada, se da durante la construcción de la vivienda o durante procesos de reforma de esta quedando totalmente mimetizado en la pared y conectado a los sistemas de fontanería y electricidad. También se puede dar la instalación en superficie haciendo uso de cajas y placas embellecedoras que palien el contraste que el conjunto de módulos puedan ocasionar.

Con la instalación de este tipo de tecnologías en nuestro hogar evitaremos el desperdicio que se da de hasta 20 litros de agua fría a la espera de que llegue el caudal caliente. Y todo ello sin grandes contras en la factura eléctrica; pues por cada euro que se ahorra en agua se gasta entre 5 y 7 céntimos en electricidad.

Desde VIVIENDEA queremos ayudarte en todo el proceso de construcción de la vivienda de tus sueños y por ello estamos encantados de poder haceros llegar este tipo de innovaciones que te ayudará no sólo a ahorrar costes sino a promover un comportamiento más respetuoso con el medio ambiente. Métrica6 y su dispositivo NESS están presentes en ferias, foros, jornadas y eventos del ámbito de la innovación tecnológica, la sostenibilidad o la construcción en la que dar a conocer al mercado nacional e internacional la tecnología del  futuro.

¿Y  tú? ¿Quieres hacer de tu hogar una vivienda del futuro? En VIVIENDEA puedes configurar tu vivienda y equiparla con NESS para ahorrar y hacer que tu vivienda respete al medio ambiente.

Cubiertas verdes ¿son efectivas?

Últimamente se está escuchando mucho hablar de jardines verticales y cubiertas verdes. Desde ayuntamientos como Madrid Y Barcelona han tomado la iniciativa de implementar este tipo de estructuras con el fin de naturalizar los territorios urbanos y paliar la contaminación de sus ciudades. Las cubiertas verdes son las azoteas de los edificios donde, a través de tecnologías apropiadas, se han instalados plantas que cubren en parte o en su totalidad la superficie. Pero ¿son efectivas las cubiertas verdes?

Hay muchas razones para poner un jardín en el techo. Las cubiertas son meros “componentes funcionales» para la protección de la estructura del edificio. Las cubiertas imprimen carácter a edificios y barrios y cada vez más son consideradas como un recurso para generar nuevos espacios de ocio, atrayendo a los urbanistas que las percibimos como una manera responsable de contrarrestar la pérdida de espacio natural. Por otro lado, proporcionan soluciones para la gestión de las aguas pluviales y contrarrestan el efecto “isla de calor” en zonas densamente urbanizadas. Las cubiertas vegetales han permitido ampliar los recursos de la arquitectura contemporánea y proporcionan una nueva herramienta al paisajismo.

La naturaleza, hasta ahora arrinconada por el crecimiento urbano, cuenta con un nuevo aliado para expandirse en la ciudad. 

Las cubiertas ajardinadas reducen el efecto “isla de calor”, es decir el calentamiento atmosférico urbano, humedeciendo el ambiente gracias a la transpiración de las plantas y el riego que mantiene húmedo todo el sustrato, creando así un clima más agradable. La pérdida de superficies naturales que se cambian por materiales como cemento, asfalto y ladrillos modifica drásticamente el clima urbano pudiendo aumentar la temperatura hasta 6°C en comparación con zonas rurales próximas. (Prof. HiroyukiYamada)

Aunque en un principio no tiene un precio económico (dependiendo de los metros cuadrados que tengamos) hay que verlo como una inversión a medio plazo ya que mejoramos la eficiencia energética del edificio gracias a la regularización de la temperatura mediante el aislamiento térmico que produce la vegetación. El sustrato, el riego y las propias plantas ayudan a tener un ahorro en la factura de energía dedicada a calentar o enfriar el edificio.

Hay diferentes estudios que hablan sobre esto e indican que de media el ahorro está en torno al 60%. Un caso concreto es el estudio que se realizó en la cuidad Kassel (Alemania). Sobre una cubierta de pasto se tomó la temperatura del aire tanto debajo del sustrato como debajo de la vegetación; los resultados mostraron que en verano la diferencia de temperatura entre la temperatura exterior y bajo la vegetación era de 12.5°C mientras que en invierno esta diferencia fue de 14°C. En las siguientes gráficas obtenidas de la revista ECOHABITAR se muestran las mediciones de verano (gráfica 1) e invierno (gráfica 2). Donde se aprecia esta fluctuación.

Gráfico energía Gráfico de energía_vegetación

Las cubiertas vegetales funcionan como un filtro ambiental, contribuyendo a reducir polvo y elementos tóxicos en la atmósfera como la contaminación generada por fábricas y parques automovilísticos. El substrato, a su vez, filtra el agua de lluvia de las sustancias nocivas que esta pueda haber arrastrado.

Las cubiertas vegetales son capaces de retener hasta el 90% de la precipitación. Una buena parte de esta agua es devuelta a la atmósfera en forma de vapor y el resto fluye de forma retardada a los sistemas de desagüe, permitiendo disminuir el dimensionado de los sistemas de drenaje y reduciendo los costes asociados. Así pues en poblaciones con lluvias estacionales evitaría verter muchos metros cúbicos de agua a las calles y ayudarían a mejorar el rendimiento de los alcantarillados.

Bajo una cubierta vegetal la impermeabilización prolonga la vida útil. Al estar protegida de las radiaciones ultravioletas, las temperaturas extremas del invierno y del verano reducen los costes de renovación. También aíslan acústicamente y son capaces de mejorar la insonorización hasta 8dB, siendo una protección eficaz para edificios situados en entornos con alta contaminación acústica.

El rendimiento de las placas solares aumenta casi hasta alcanzar el 80% cuando se encuentran instaladas sobre cubiertas verdes. Dado que su eficacia disminuye un 0,5% por cada grado que la temperatura de la superficie sube por encima de los 25ºC, el efecto de enfriamiento de una cubierta verde puede mejorar significativamente la eficacia de los paneles solares. Existen en el mercado tecnologías apropiadas para la instalación de las placas solares sin dañar la impermeabilización, ya que el sistema de cubierta vegetal proporciona la carga necesaria para mantener la estructura estable.

Aunque podemos añadir alguna ventaja y beneficio más pensamos que estos son motivos más que suficientes para apostar por las cubiertas verdes. Así mismo a fin de integrarlos en el día a día de la ciudad, algunos de los usos que se les pueden dar a estos espacios recuperados son: parques infantiles o de esparcimiento, gimnasios e incluso piscinas y estanques son totalmente compatibles en la  sinergia de cuidar a las personas y a la vez al medio ambiente.

No obstante otra apuesta verdaderamente increíble sería la de ubicar nuestro propio huerto orgánico en el tejado, como han hecho desde el restaurante Stedsans en el centro de la ciudad Copenhague. En él se aprovecha el invernadero de la finca de 600 m2, una azotea llamada ØsterGRO (http://www.cleansimplelocal.com) donde aparte de cultivar sus propios vegetales crían gallinas, abejas, gusanos y generan su propio compost.

Se abren iniciativas nuevas y magníficas que afrontan los nuevos cambios con ilusión y esperanza y poco a poco avanzamos hacia ciudades más habitables y sostenibles.

Huertos urbanos

Artículo realizado por Belén Sánchez Baeza de Viviendo gota a gota. Conócelos en su web. Vale la pena.

Tu nueva vivienda ahorra agua, energía y emisiones. Viviendea+Smartwater.

Cada día está más en boca de todos la importancia de la etiqueta energética de una vivienda. Ya no solo por el aumento que produce en el valor de la vivienda, siendo ya un valor cuantificable para las principales tasadoras (tal como expuso Tinsa en este enlace), ni por el ahorro en los consumos, que provoca una rápida amortización del incremento de coste en la vivienda. Está en boca por el respeto al medio ambiente y que podemos hacer cada uno para dejar un mundo mejor a los que nos siguen.

Del mismo modo que es importante, se está convirtiendo en un arma publicitaria, garantizándose altas eficiencias energéticas en viviendas, tanto de obra nueva, rehabilitación como de segunda mano, pero sin explicarte el porqué.

Ya sabes que queremos que seas un experto en vivienda, que sepas lo que compras y que estés convencido de que una de las mayores inversión que puedes realizar es la mejor.

En Viviendea te ofrecemos vivienda de obra nueva y rehabilitación con el más escrupuloso cumplimiento de la normativa vigente, pero, como siempre, te permitimos configurar y equipar tu vivienda con equipos que mejoren la eficiencia energética de la misma, explicándote siempre los costes y los beneficios del equipo que vas a instalar, así como los plazos de amortización.

En Viviendea lo tenemos claro, vale la pena invertir en eficiencia energética.

Viviendea_smartwater_blog_04

Y hoy te traemos un sistema de ahorro de agua, de energía y, por lo tanto, de emisiones.

Un sistema innovador desarrollado por dos emprendedores valencianos. Rafael y Francisco. Tuvimos el placer de estar con uno de ellos, Rafael, que nos contó el funcionamiento del sistema y los beneficios tanto económicos como para el medio ambiente.

No nos vamos a extender explicándote el proceso, ellos mismos lo hacen muy bien en su web Ecoidi y lo resumen perfectamente en el siguiente vídeo de presentación

Simplemente queremos darte a conocer el producto y darte la libertad de instalarlo en tu futura vivienda. Si quieres.

El funcionamiento es sencillo: cuando queremos agua caliente apretamos un botón, sin necesidad de abrir el grifo, y se nos avisa cuando el agua caliente está lista, evitando derrochar agua mientras esperamos a que se caliente.

El ahorro de agua es el siguiente:

Viviendea_smartwater_blog_01

Y el ahorro económico en un vivienda está en torno a los 291€ y a unos impresionantes 52.195 litros de agua.

Viviendea_smartwater_blog_02_1

Con este ahorro, la instalación de SmartWater en tu futura vivienda se amortiza entre aproximadamente 3 años en función del tipo de instalación.

Tanto en las propuestas activas como en las que hagamos a medida, tendréis la opción de instalaros SmartWater, si queréis.

En Viviendea, al preguntarte cómo quieres vivir, te preguntamos si estarías dispuesto a invertir una mayor cantidad en tener una vivienda eficiente. La mayoría decís que sí. SmartWater es una buena opción por donde empezar.

 

Ir a Arriba